Logística en Colombia: todo lo que necesitas saber

empresas de logistica
 Buscar Empresas

Buscar por Categorías

Logística en Colombia: todo lo que necesitas saber

Con la apertura comercial que intentaron ejecutar la mayoría de los países de América Latina a principios de los años 90’ del siglo pasado, Colombia se vislumbraba como un país con gran potencial logístico, importador y exportador, debido a su ubicación geográfica estratégica que le permite compartir frontera terrestre con Panamá, Venezuela y Ecuador, además de poseer sendas salidas marítimas a través de dos océanos distintos.

Sin embargo, la realidad de estos primeros años fue totalmente diferente a como la habían planteado las autoridades. Demostrando que el país, al igual que las naciones vecinas, no estaban preparadas para asumir una apertura comercial a gran escala sin comprometer de manera severa la competitividad de los productos nacionales en el mercado interno.

Al respecto, las autoridades del país decidieron tomar algunas medidas extraordinarias: creando entes y organismos de asesoría para indicar al Ejecutivo cuales podían ser las medidas más adecuadas para enfrentar la nueva realidad económica global, sacando provecho de las ventajas competitivas del territorio, sin comprometer de manera radical la competitividad de los productores locales.

En este sentido, desde el año 1994 hasta el año 2007 se lograron grandes avances en tanto leyes y prácticas concretas del desarrollo logístico del país se refiere con la intención de ubicar a Colombia como uno de los países mejor posicionado para funcionar como un agente seguro y confiable en el transporte de suministros a nivel regional y global.

Pero ¿qué ocurrió con estas prácticas? ¿acaso lograron su objetivo de mejorar la competitividad del país? Veamos con más detalle en los siguientes apartados.

Realidad logística de Colombia hasta el año 2007

Pese a las claras ventajas de ubicación geográfica con que cuenta el territorio colombiano, hasta el año 2007 el mismo no había podido saber aprovecharlas para ubicarse como un agente de relevancia en el comercio internacional en cuanto a servicios logísticos se refiere.

De hecho, en un estudio publicado por el Banco Mundial en el año 2007, el país latinoamericano se encontraba el lugar N°82 de una muestra de 150 en cuanto a calidad del sistema logístico se trataba. Siendo el penúltimo en desempeño logístico de la región, superado para ese año exclusivamente por Bolivia, un país que, como se sabe, no cuenta con salida directa al mar.

Asimismo, hasta el año 2007, uno de los principales problemas que enfrentaba Colombia para mejorar su competitividad en el mercado logístico mundial, era su escasa viabilidad. En este sentido, es importante destacar que Colombia se encuentra entre los países de la región con mejor cantidad de vías públicas asfaltadas por cada 100.000 habitantes.

Como si fuese poco, otra de las dificultades que enfrentaba el país hasta el año 2007 y que le impedían ser un actor relevante en el mercado mundial referido a los servicios logísticos, era el alto coste asociado a la exportación de conteiner internacionales.

En este aspecto, el país latinoamericano se ubicada de nuevo entre los menos competitivos ofreciendo costes de transporte y papeleo que solamente eran superados por la vecina Venezuela.

Situación actual del sistema logístico en Colombia

Desde al año 2007 hasta la actualidad, han pasado trece años en los cuales Colombia ha logrado grandes hitos económicos y sociales, los cuales incluyen el histórico acuerdo de paz firmado entre el Estado y las FARC-EP en el año 2016.

En este sentido, para el año 2016 Colombia habría logrado avanzar dos posiciones en cuanto competitividad en América Latina se refiere, trasladándose del 7mo al 5to lugar, superando así a competidores directos en la región como lo son Perú y Brasil.

No obstante, pese al evidente crecimiento económico que ha tenido el país en los últimos años, las promesas del avance logístico siguen estancadas en la burocracia. Al respecto, en la actualidad, Colombia sigue ofreciendo los precios más elevados asociados al transporte logístico de la región, superado exclusivamente por Venezuela, un país que atraviesa una grave crisis económica y política desde hace al menos siete años.

De igual forma, poco o nada ha sido lo que ha logrado avanzar la logística en Colombia en cuanto a la eficacia de los trámites burocráticos se refiere. En la actualidad, según lo señala la Revista Dinero, los trámites de exportación en Colombia pueden llegar a tardar hasta 112 horas en ejecutarse, mientras que en otros países que son competencia directa en este nicho de mercado los trámites se realizan en apenas 24 horas.

En este aspecto, según el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial para el año 2018, Colombia ocupada el puesto N°94 de una muestra de 160 países. Es decir que retrocedió ocho posiciones en comparación al mismo estudio realizado en el año 2007.

La necesidad de avanzar en la modalidad de transporte multimodal para mejorar la competitividad en Colombia

En la actualidad, los países más competitivos del área comercial se caracterizan por poseer un sistema de transporte multimodal sólido que se encuentra en la capacidad de combinar de manera segura y veloz medios de transporte aéreos, marítimos, carreteros y ferroviarios. Sin embargo, en Colombia la realidad es totalmente distinta.

Según las declaraciones dadas por el Director del Departamento Nacional de Planeación del país, Luis Fernando Mejías, apenas el 1,5% de la carga que transita por el territorio nacional está asociada a modalidades del transporte multimodal. Trasladándose la gran mayoría (más del 70%) a través de modalidades tradicionales de transporte carretero que extienden notablemente el tiempo del traslado, aumentando los costes del mismo y reduciendo la competitividad del país en cuanto al sistema logístico se trata.

En este mismo sentido, Mejías aclaró que la mejora de la competitividad del país pasa necesariamente por profundizar la modalidad de transporte multimodal. Al respecto, el Director del Departamento Nacional de Planeación de Colombia, aseguró que, en caso de combinarse el transporte carretero con el ferroviario, el ahorro de costes podría ser de hasta un 25%. Mientras que, si la combinación ocurriera entre el transporte carretero y el fluvial, el ahorro de los costos de traslado de los distintos productos y mercancías podría sobrepasar incluso el 50%.